Locales

Otilia Acuña: los 104 años de vida, lucha y coraje de una Madre de Plaza de Mayo en Santa Fe

Otilia Acuña, referente de Madres de Plaza de Mayo en Santa Fe, cumple este sábado 104 años. Otilia es una figura destacada en la lucha por los derechos humanos. Los festejos por su cumpleaños serán con una mateada en la vereda de su vivienda, en barrio Santa Rosa de Lima, a partir de las 17.

«La única lucha que se pierde es la que se abandona». L a frase se despliega sobre la pared de la casa de barrio Santa Rosa de Lima de la ciudad de Santa Fe, desde cuya ventana un pañuelo blanco delata la presencia de su moradora.

 Su lucha, coraje, trayectoria y compromiso con los derechos humanos la convierten en un símbolo de lucha y resistencia.
Todas las mañanas se ubica debajo de la ventana para poder contemplar el paso de los vecinos, a sus espaldas se instala el modular del televisor. Entre adornos y souvenirs están las imágenes de las personas que partieron obligadamente antes de tiempo de su lado.
En blanco y sepia se encuentran las fotos de Nilda, su hija, que fue brutalmente asesinada durante la dictadura militar. A su lado, está el retrato de Luis, su yerno, desaparecido en 1977 en la provincia de Buenos Aires. Al fondo de los retratos, en un cofre, están las cenizas de Nilda.

Los años y su estado de salud surtieron efecto en su cuerpo, pero Otilia nunca pierde la sonrisa ni las ganas de hablar. La rutina de esta Madre de Plaza de Mayo, que abrazó tanto el dolor propio como el de miles de personas, se reparte en actividades simples y el acompañamiento de su familia.

El festejo del cumpleaños de Otilia

Este sábado, sus familiares y amigos celebran junto a ella sus 104 años. Para esto, más de 30 comensales se reúnen en la vivienda para compartir un almuerzo.

Por la tarde, la vereda se prepara para la mateada que comenzará a las 17 y contará con la participación de las organizaciones Hijos, Madres de Plaza de Mayo, gremios, amigos, familiares y vecinos.

Una luchadora por los derechos humanos en Argentina

A lo largo de los años, Otilia ha sido una figura destacada en la lucha por los derechos humanos. Integra el movimiento Madres de Plaza de Mayo desde sus inicios, y peleó contra la impunidad, por la justicia y la democracia.

Su valentía y determinación inspiraron a muchos a seguir luchando por la memoria de los desaparecidos durante la dictadura.
Hoy, a pesar de su avanzada edad, sigue siendo un ejemplo. Su casa en el barrio Santa Rosa de Lima es símbolo de memoria y resistencia. Con una amplia trayectoria en la militancia barrial, creó una asociación que gestionó pensiones sociales para los vecinos y vecinas del barrio.

Como todos los años, por estos días planifica su participación en la marcha del 24 de marzo «Día de la memoria por la verdad y la justicia». En esta oportunidad y dado su estado de salud, se limitará a recorrer el trayecto de la Plaza del Soldado a Plaza 25 de Mayo desde un vehículo.

Otilia es un faro de esperanza. En su cumpleaños número 104, continúa inspirando a las nuevas generaciones a seguir luchando por un mundo más justo y humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *