Uncategorized

En el equipo de Milei analizan que no vaya a los debates presidenciales

En el comando libertario algunos dirigentes creen que es un riesgo exponerse porque saben que será el blanco de todos los ataques.

En el equipo de campaña de Javier Milei analizan la conveniencia de que participe en los debates presidenciales obligatorios del 1° y el 8 de octubre, y no descartan que no se presente.

En conversaciones preliminares, en el comando libertario están insinuando que Milei no iría a los debates a sabiendas de que será el blanco de los ataques del resto de los candidatos.

La semana pasada, la Cámara Nacional Electoral realizó una primera reunión para definir los detalles de los debates y entre los enviados del resto de los candidatos quedó la sensación de que el libertario podría pegar el faltazo.

Milei envió a la CNE a su hermana Karina y a Santiago Caputo, sobrino de «Nicky» Caputo y figura central de la campaña libertaria.

Karina Milei habría planteado el tema de las sanciones y consultó si Daniel Scioli fue sancionado por no ir al debate de 2015. En ese momento, todavía no era obligatorio. La ley aprobada en 2016 establece la quita de espacios publicitarios en radio y TV al candidato que no asista.

El análisis que se hace entre los libertarios es que el debate perjudica al que va primero y saben que Sergio Massa y Patricia Bullrich se jugaron todo a descontarle diferencia. Ante eso, se mide qué tanto pierde con la sanción estipulada por la ley, siendo que lo más sólido de la campaña de Milei no tuvo que ver con los spots.

El caso más cercano es el de Mauricio Macri en 2015. En la segunda vuelta Scioli sí aceptó el debate porque estaba perdiendo y sabía que era la única forma de recortarle ventaja. El peronista se mostró mucho más seguro y arrinconó al candidato del PRO. Aunque no le alcanzó para dar vuelta la elección, sí pudo recortar. En este caso hay quienes imaginan un escenario muy similar pero con Massa yendo al ataque de Milei.

En el equipo del tigrense ya se están preparando para la contienda y avisan que en caso de algún ataque, el ministro podría enrostrarle al libertario su vínculo con Eduardo Eurnekián. Dicen que no hay nada más casta ni más beneficiado por el Estado que un empresario que aprovechó al máximo las concesiones estatales. Milei acaba de sumar a su equipo a dos hombres de confianza de Eurnekian: Guillermo Francos que sería ministro del Interior y Nicolás Posse que iría como jefe de Gabinete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *