Provinciales

El dirigente de Aguas de Rosario investigado por corrupción queda afuera de diputados y busca desplazar al fiscal de la causa

Silvio Barrionuevo enfrenta una causa por enriquecimiento ilícito y malversación de fondos, quedó séptimo suplente en la lista de Perotti y ahora busca apartar al fiscal que lo investiga.

Silvio Barrionuevo heredó la conducción de Obras Sanitarias de Rosario hace más de dos años cuando su padre, Oscar «Rabanito», tuvo que dejar el cargo por problemas de salud. A través de un proceso electoral complejo, Silvio logró revalidarse al frente del gremio y en medio de una investigación judicial por presunta malversación de fondos y enriquecimiento ilícito.

Agobiado por la causa que impulsa el fiscal Sebastián Narvaja al frente de la oficina de Delitos Económicos Especiales, Silvio Barrionuevo se sumó en el cuarto lugar de la lista de diputados de la vicegobernadora Alejandra Rodenas, pero el mal resultado en la interna dejó al sindicalista en el séptimo suplente de la nómina que ahora en las generales encabeza Omar Perotti.

Sin chances de acceder a la Cámara de Diputados provincial, que prevé fueros extraordinarios para sus legisladores, la situación judicial de Barrionuevo se puede complicar: el sindicalista «deberá explicar cómo, con un sueldo de empleado de Aguas Santafesinas tiene una casa de lujo en el country Aguadas Funes, 75 mil dólares en efectivo secuestrado en el allanamiento y vehículos de alta gama», indicaron fuentes de Tribunales que hablaron con La Política Online

En consecuencia, Barrionuevo solicitó el apartamiento del fiscal Narvaja a través de una denuncia presentada al Ministerio Público de la Acusación (fiscalía penal) y en la Comisión de Asuntos Internos de la Legislatura cuestionando que la investigación fue motorizada por intereses políticos en el marco de la elección del sindicato donde enfrentaba una lista opositora armada por familiares que le disputaban la conducción gremial.

Además, los abogados defensores objetaron los allanamientos ordenados por el fiscal al sindicato y a domicilios vinculados a Barrionuevo en abril del año pasado, entre ellos, al domicilio en el country Aguadas: «de las pocas evidencias que les permitieron observar, no se advirtieron suficientes pruebas para solicitar dichas medidas», dijeron los letrados.

En ese sentido, hicieron foco en el intento de allanamiento al geriátrico donde estaba internado Barrionuevo padre: «»A toda costa la comitiva enviada por el fiscal Narvaja pretendía tomar declaración a mi padre, quien no solo no estaba en condiciones (cuestión que fue corroborado expresamente en el lugar) sino que desde el momento de la denuncia y allanamientos tiene la ‘calidad de imputado», explicó Silvio Barrionuevo a través de un comunicado.

 A toda costa la comitiva enviada por el fiscal Narvaja pretendía tomar declaración a mi padre, quien no solo no estaba en condiciones (cuestión que fue corroborado expresamente en el lugar) sino que desde el momento de la denuncia y allanamientos tiene la ‘calidad de imputado

De hecho, en la causa también se investiga si Oscar Barrionuevo (padre), que integraba el directorio de Aguas Santafesinas como representante gremial, firmó documentos cuando ya estaba impedido por los problemas de salud que lo afectan.

Por otro lado, la defensa de Barrionuevo cuestionaron el monto que publicó fiscalía sobre la suma de dinero secuestrada en los allanamientos y explicaron que el efectivo era en concepto de viáticos y que eran $76.862: «Cifra muy lejana y distante de los montos informados por el propio fiscal en las diferentes audiencias relacionadas con la presente investigación penal preparatoria; donde el Fiscal incumpliendo con sus obligaciones y deberes a su cargo (principio de objetividad) afirmo estar investigando una estafa millonaria», dijeron los abogados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *