Politica

Tras otra burrada de Patricia Bullrich, hasta el macrismo la dejó en evidencia

La precandidata presidencial Patricia Bullrich creyó que el Banco Central era una gran bóveda donde se guardan billetes y su burrada se volvió viral.

«Lo primero que vamos a hacer es entrar con una cámara de televisión al Banco Central , para decirle a la gente a corazón abierto cómo está el país», dijo sin ruborizarse en la noche del lunes en LN+ la precandidata presidencial del macrismo, Patricia Bullrich y generó una catarata de críticas.

Bullrich dejó así en evidencia que cree que las reservas del Banco Central están en dólares físicos en lo que supone debe ser una especie de gran bóveda de la autoridad monetaria.

Defender semejante burrada no es sencillo y hasta los propios precandidatos que van en la lista de Bullrich la dejaron en evidencia.

Damián Arabia, precandidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires ensayó en diálogo con Lautaro Maislin una explicación que no convenció y dejó aun más en evidencia a su referente política al admitir que no hay reservas físicas en el Banco Central.

«Es para ser claros, es lo mismo si lo tengo digitalizado y lo tengo en una pantalla y entro con una cámara y muestro la pantalla, es lo mismo, es una idea más profunda, es una forma de decir que le vamos a tener que decir a los argentinos quedan y no importa si tengo un papelito para mostrar, una pantalla o lingotes ahí», dijo Arabia.

«Pará, pará ¿Es en serio o es una broma? ¿Vas a entrar con una cámara al Banco Central? Ahhh es muy bueno eso», le festejó Jonatan Viale. Y Bullrich, convencida continuó: «Claro, para mostrar a la gente qué Banco Central hay».

Aunque luego intentaron corregirla y explicarle que las reservas del Banco Central no son dólares físicos que se guardan en una bóveda, Bullrich no entendió que le decían e insistió con su idea más destinada al show mediático que a presentar un plan económico consistente.

«Pero no están las reservas ahí», le explicó el periodista Lucas Morando, y Bullrich siguió con su idea sin comprender la magnitud de su error: «No están porque hay reservas negativas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *