Policiales

Caso Mónica Aquino: anticipan pedidos de duras penas para la expareja, el cuñado y la suegra

Es por la causa que investigó la explotación sexual de la mujer de 29 años que permanece desaparecida desde mayo de este año.

 En el caso de la expareja, la Fiscalía le endilgó ser los delitos de promoción de la prostitución ajena agravada; explotación de la prostitución ajena agravada; lesiones leves dolosas calificadas por el vínculo y por violencia de género. Para él, pidió Del Río Ayala una pena de 20 años de prisión

En el caso del excuñado de la víctima, la fiscal anticipó que pedirá una pena de 10 años de cárcel tras considerar que cometió explotación de la prostitución ajena agravada.

Mientras que la suegra de la mujer desaparecida afronta un pedido de 10 años de prisión tras ser imputada como autora de explotación de la prostitución ajena agravada por la violencia y por la convivencia.

Femicidio

“La investigación en relación a la explotación sexual que sufría Mónica por parte de las tres personas está concluida”, informó la fiscal Del Río Ayala mediante un comunicado emitido por la Oficina de Prensa del Ministerio Público de la Acusación. “Presentamos la acusación porque entendemos que hay elementos suficientes para que esas personas sean condenadas en un juicio oral y público”, agregó.

La funcionaria del MPA reiteró que “la acusación es solo por los delitos relacionados a la explotación sexual de la víctima”. En tal sentido, añadió que “la búsqueda de la mujer continúa. Desde la Fiscalía seguimos ordenando medidas y diligencias para dar con su paradero, y nuestra principal hipótesis sigue siendo la del femicidio”.

“De la investigación se desprende que la mujer fue obligada a intercambiar sexo por dinero con personas indeterminadas entre 2017 y mayo de este año en las intersecciones de las calles San Lorenzo y Amenábar y Moreno y Urquiza”, planteó la fiscal. “Su expareja –y padre de tres de los cuatro hijos de la mujer– elegía las paradas, la trasladaba a esos dos lugares, controlaba sus movimientos, le impedía vincularse con su familia de origen, la golpeaba constantemente y la amenazaba con matarlas a ella y a su madre”, remarcó la fiscal.

Del Río Ayala también sostuvo que “junto con su madre y su hermano, la expareja de la mujer se apoderaba del dinero que resultaba de la actividad sexual que ella era obligada a ejercer”. También hizo hincapié en que “los tres acusados actuaron de esa manera durante seis años, de forma regular y en conocimiento de la situación de extrema vulnerabilidad de Mónica”.

Lesiones

Además de los delitos vinculados a la explotación sexual, la Fiscalía le atribuyó a la expareja de la mujer unas lesiones que le produjo en el brazo con una cuchilla. “Fueron cometidas el 20 de abril de este año en la casa que compartían en el barrio Varadero Sarsotti”, precisó la fiscal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *