Policiales

Caso Fernando Pérez Algaba: hallan la hoja dentada de una sierra en el predio donde habrían matado al empresario

En los rastrillajes realizados en General Rodríguez se hallaron también tres guantes de nitrilo, un clavo con manchas hemáticas y otras cinco muestras similares en un pedazo de escombro, que serán enviados a analizar.

Peritos de la Policía Científica, bomberos y brigadas caninas realizaron este viernes una inspección en un predio del emprendimiento inmobiliario de la localidad bonaerense de General Rodríguez, para determinar si una casa ya demolida fue el lugar donde asesinaron al empresario Fernando Pérez Algaba.

Fuentes judiciales informaron que en los rastrillajes se secuestró una hoja de sierra tipo amoladora dentada, tres guantes de nitrilo, un clavo con manchas hemáticas y otras cinco muestras similares en un pedazo de escombro, que presuntamente pertenecía a un piso; lo que será enviado a los laboratorios para analizar.

La inspección se llevó a cabo por pedido del fiscal de Lomas de Zamora a cargo del expediente, Marcelo Domínguez, en el predio del barrio privado en construcción «Renacer», ubicado en el cruce de avenida De las Américas y ruta 6, de dicha localidad del oeste del conurbano. El fiscal requirió la presencia de máquinas retroexcavadoras.

En el lugar trabajaron durante horas los expertos de la División Casos Especiales Oeste de la Superintendencia de Policía Científica, un grupo de rescate de bomberos y brigadas caninas K9 con perros entrenados para rastrear restos cadavéricos.

«La idea era poder confirmar si, tal como confesó uno de los detenidos, una de las construcciones del predio, que luego fue demolida, es el lugar del hecho, es decir la escena del crimen«, dijo una alta fuente policial que trabaja en el caso.

El mismo vocero explicó que, más allá de que ese sitio quedó destruido, el objetivo con los perros rastreadores y los expertos en rastros fue hallar algún indicio que confirme si allí fue asesinada la víctima y si en ese mismo lugar también la descuartizaron.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *