Nacionales

La pesquisa sobre los millonarios pagos a Revolución Federal

La fiscalía que investiga las actividades de la agrupación de ultraderecha Revolución Federal y su relación con Caputo Hermanos amplió el levantamiento del secreto bancario y convocó a declarar a nuevos testigos, a partir de las sospechas sobre el financiamiento opositor a la violenta organización. La pequeña e ignota carpintería bonaerense de Jonathan Morel, líder de RF, recibió de la empresa ligada a Luis Caputo, exministro de Mauricio Macri, cerca de 14 millones de pesos supuestamente para realizar muebles requeridos en Neuquén.

Julio Pacheco y Miño, auxiliar de la fiscalía que encabeza Gerardo Pollicita, dispuso las medidas para profundizar la ruta del dinero que Caputo Hermanos pagó por la supuesta provisión de mobiliario para el neuquino Espacio Añelo. Según la querella de Cristina Fernández de Kirchner, fue en realidad una «pantalla» para financiar a Revolución Federal, la agrupación que llamaba a matar a la vicepresidenta antes del atentado contra su vida.

La fiscalía adoptó esa medida a raíz de que «las transferencias efectuadas a los proveedores del mobiliario de la construcción identificada como Espacio Añelo pudieron ser reconstruidas, de momento, únicamente a través de la documentación recolectada en su mayoría en marco de las audiencias testimoniales». En ese contexto, consideró «esencial su corroboración a través de informes bancarios», por lo que le pidió a la Procuraduría contra el Lavado (Procelac) que «amplíe la colaboración brindada, en pos de determinar si un grupo de empresas y particulares «recibieron transferencias, depósitos y/o giros de dinero en sus productos bancarios y/o financieros, provenientes de productos del Fideicomiso Espacio Añelo, Santa Clara al Sur y Rosana Pía Caputo».

La medida apunta al «período comprendido entre el mes de mayo de 2021 y octubre de 2022» y se vincula con los empresarios Diego Martín Patrignani, María Isabel Said, Francisco Javier Aris, Sergio Cayetano Verde, Héctor Inocencio Di Rico y las empresas Zetamix, Dormipol y Cooperativa de Trabajo Los Artesanos. Todos tienen domicilio en la provincia de Buenos Aires y aparecen como supuestos proveedores de mobiliario y equipamiento para el edificio que Caputo Hermanos construyó en Vaca Muerta.

La fiscalía también ordenó identificar a «Lucas», un presunto empleado de Caputo Hermanos, para que «concurra personalmente a la audiencia testimonial de este miércoles 28 de junio, oportunidad en que deberá aportar la totalidad de comprobantes relacionados con el traslado y la recepción del mobiliario que se colocara oportunamente en las unidades que conforman la edificación».

También fueron llamados a declaración testimonial Christian García Osardo, titular de CM TRANS SRL, para explicar «los servicios de transporte brindados al Fideicomiso Espacio Añelo durante el año 2022». Del mismo modo, fue convocado Guillermo Nicolás Serioli, dueño de la firma «La Déco Privée», para explicar detalles del «despacho de 5 bultos de rieles y soportes y por la suma de 410 mil pesos». Tanto Osardo como Serioli –citados ambos para este martes 27- habían comprometido el aporte de la documentación sobre esas operaciones en diciembre del año pasado pero nunca lo concretaron.

La relación de Jonathan Morel con la familia Caputo había comenzado en 2021 cuando Rossana Pía Caputo, decoradora, hermana de Luis Caputo, pasó por la pequeña carpintería del joven en Boulogne y le encargó muebles para el country Santa Clara al Sur. Eso declararon ambos. Según esa versión, volvieron a verse porque algunos muebles estaban mal hechos. No obstante eso, Caputo dijo que entonces le encargó un millonario trabajo de mueblería para el edificio Espacio Añelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *