INFORMACION GENERAL

Con la ley de alquileres que propone Juntos por el Cambio, los inquilinos pagarán el doble

El análisis de una organización de inquilinos arroja que con la norma que se discute en el Senado, un alquiler que arranque en los 100 mil pesos, al finalizar el año valdrá 196 mil.

La nueva ley de alquileres, que espera su tratamiento en el Senado de la Nación, lejos de traer soluciones a los miles de inquilinos del país, traerá más de un dolor de cabeza. Según un análisis realizado por Inquilinos Agrupados, con la fórmula de actualización cuatrimestral propuesta por Juntos por el Cambio y La Libertad Avanza, las familias pasarían a pagar por sus contratos el doble en relación a la actualización anual, tal como figura en la norma que aún permanece vigente.

“La nueva ley solo aumentará el precio de los alquileres. El incremento del 40% cuatrimestral será del doble que uno anualizado”, señalaron desde la agrupación, a la vez que expusieron algunos cálculos. Por ejemplo, un alquiler que arranque en los 100.000 pesos, pasaría a valer alrededor de 190.000 pesos para el primer año. Al cierre el segundo año, luego de las cuatro actualizaciones periódicas, el valor del contrato saltaría a los 537.000 pesos, aproximadamente. Si se continuara con la vigencia de la actual norma, ese contrato se ubicaría en los 220.000 pesos. ¿A quién le conviene la actual norma?

En total, de acuerdo al índice tomado por la agrupación y en base al ejemplo de tres años como si fuese el actual plazo, con la normativa vigente el inquilino pagaría en tres años 9.648.000 pesos contra 19.661.032 pesos si se modifica.

El total de personas que alquilan pasó del 9,5% al 23% en 2022, con una fuerte reducción también en la cantidad de propietarios, datos que quedaron corroboraros en el último Censo.

La problemática de la vivienda trasciende las fronteras de nuestro país. En un mundo donde la renta inmobiliaria gana lugar por sobre el acceso a un techo para vivir, tanto países de Europa como de América Latina se enfrentan a la necesidad de buscar las herramientas para garantizar una vivienda digna.

En ese marco, mientras a nivel local se insiste con la derogación de la única normativa nacional, un estudio comparativo de una serie de países mostró que en todos existe un marco legal específico que regula el proceso de alquiler, y algunas naciones europeas avanzaron ya en medidas frente a la concentración de las propiedades así como en ayudas económicas para las familias inquilinas. Crecen, a su vez, las políticas para regular las viviendas vacías.

«Ya no es negocio especular con el mercado inmobiliario argentino. Con 24 meses en los contratos, los propietarios van a retirar los inmuebles de la venta para ponerlos en alquiler nuevamente», afirmó Marta Liotto, presidenta del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de CABA.

Senado

El proyecto de reforma aprobado la semana pasada precisa que la vigencia de los contratos entre inquilinos y propietarios se reduzca de tres a dos años, con una actualización que podrá efectuarse dentro de un plazo de entre 4 y 12 meses, con un sistema de actualización acordado entre las partes.

Durante la reunión de comisión en el Senado, el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Víctor Zimmermann, advirtió que Juntos por el Cambio pretendía pasar inmediatamente a la firma el dictamen, pero el oficialismo logró imponer su mayoría para pasar a un cuarto intermedio y continuar discutiendo el tema, en principio, el próximo jueves con la presencia de representantes de propietarios, inmobiliarias e inquilinos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *