INFORMACION GENERAL

Caso Cecilia: revelan chats comprometedores de Marcela Acuña

La madre de César Sena envió ese texto a una colaboradora el día del crimen. Cómo fue toda la conversación.

Unos mensajes de texto comprometedores que intercambió Marcela Acuña y su mano derecha, Fabiana González, el día del crimen de Cecilia Strzyzowski, se dieron a conocer en las últimas horas. «Tenemos hasta las 19:30 para sacar eso de mi casa», fue uno de los escritos que se destaca en el chat entre ambas mujeres y que fue localizado por la División Cibercrimen de la Policía de la provincia de Chaco. Para los investigadores «sacar eso» sería el cuerpo de la joven de 29 años.

El cruce ocurrió el 2 de junio entre las 15.54 y las 17.52. El primero de los mensajes comienza cuando la dirigente social se muestra angustiada por la salud de su hijo: «Hay muchas cosas por hacer y estoy preocupada por César». A lo que González le respondió: «¿Te dijo algo César? No comió la comida». «No, está re bien. Me dijo que se quedaba esta semana con nosotros, que tiene miedo por nosotros, que le iba a hacer bien y que esta noche, si estábamos mejor, que quería cenar con nosotros», señaló Acuña.

Luego, los mensajes que siguieron hablan sobre los rasguños de César en el cuello y de una valija. «Fijáte el cuello», le señala la esposa de Emerenciano Sena y su mano derecha le respondió: «Le rasguñó. Qué loca. Ahora hay que tener cuidado que no quiera hacer nada ella…».

Aún así, la conversación más fuerte entre ambas fue a las 16:51 cuando Acuña expresó: «Fabi creo que sucedió algo grave con César. Hablá con Gustavo. No le digas a Eme. Ni a César, estoy desesperada». «Le dije a Eme que Gustavo está con Samuel. No metas la pata. Urgente. Andá, entrá sola a casa», le volvió a escribir la dirigente 20 minutos después.

El chat concluyó: «Fabi, te aviso cuando estamos yendo con Eme. Estoy desesperada. Le dije a Eme que Gustavo está con Samuel, pero tenemos hasta las 19:30 para sacar eso de mi casa, lo puedo entretener hasta esta hora. Hablá con Gustavo, Fabi».

De todos modos y al margen de los mensajes, peritos forenses que analizaron la sangre hallada en la camioneta de César Sena determinaron que no pertenece a la víctima tras comparar el ADN de los rastros con el patrón genético de su madre y de su hermana. Así lo establecieron los expertos del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (IMCiF) de Resistencia sobre dos muestras encontradas en la Toyota Hilux del principal imputado junto a sus padres Emerenciano Sena y Marcela Acuña.

De acuerdo con el informe que recibió el Equipo Fiscal Especial (EFE), los rastros cotejados con Gloria Romero, madre de Cecilia, y con su hermana Ángela, dieron resultado negativo. De esta manera, la única prueba científica con la que cuentan los fiscales es el resultado positivo de unos rastros de sangre de Cecilia que fueron hallados en los muebles donados por la familia Sena a un matrimonio que vive en el barrio Emerenciano.

En este marco, en las audiencias de apelación ante la Cámara, los magistrados hicieron lugar esta semana al planteo del EFE para que el abogado Ricardo Osuna no siga representando al menor de los Sena debido a que existen intereses contrapuestos entre él y sus padres, Emerenciano y Acuña, detenidos en la misma causa y patrocinados por el mismo letrado.

Por ende, tras esta resolución, los camaristas le asignaron a César Sena dos defensoras oficiales y dispusieron un cuarto intermedio hasta las 8 de la mañana del 15 de este mes para que puedan prepararse y formular los argumentos de apelación a la prisión preventiva del imputado.

Sena hijo está acusado del «homicidio triplemente agravado por el vínculo, por femicidio y por el concurso premeditado de dos o más personas» y apeló su prisión preventiva, al igual que los cuatro acusados del «encubrimiento agravado» del crimen de Cecilia, Gustavo Obregón, Fabiana González, Griselda Reinoso y Gustavo Melgarejo.

A diferencia de Acuña y Emerenciano Sena, que cuestionaron sus prisiones preventivas mediante un planteo de oposición ante el juez de Garantías, los restantes apelaron a Cámara a través de sus abogados: Osuna –ahora apartado de esa defensa– y Héctor Geijo, Daniela Meiriño y Ernesto Azcona por los demás.

La semana pasada, el juez de Garantías de la causa, Héctor Sandoval, rechazó las oposiciones planteadas por el matrimonio Sena, que por ende permanecerá detenido. Por el momento, Emerenciano Sena permanece alojado en una celda de la comisaría 3ª de Resistencia, mientras que Acuña está en la seccional 6ª de la capital provincial, aunque se encuentran a disposición del Servicio Penitenciario de Chaco, que podría decidir su traslado a algún penal si encuentran disponibilidad.

Cecilia fue vista por última vez a las 9.16 del 2 de junio último, cuando una cámara de seguridad registró su ingreso, en compañía de su marido César Sena, a la casa de sus suegros Emerenciano Sena y Marcela Acuña, en la calle Santa María de Oro 1.460, de Resistencia. Según la resolución de los fiscales, la joven fue asesinada entre las 12.13 y las 13.01 de ese día en una de las habitaciones de la casa, aparentemente por estrangulamiento, en momentos en que se hallaba junto a César, Emerenciano y Acuña.

De acuerdo con la causa, su cuerpo habría sido trasladado por Gustavo Obregón –colaborador de la familia Sena y detenido como «encubridor» del crimen– y César Sena, envuelto en una frazada a bordo de una camioneta Toyota Hilux hasta la chanchería propiedad de los principales imputados, donde habría sido calcinada

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *