Nacionales

El Mundial Sub 20 movilizó 415.000 turistas, entre extranjeros y argentinos, que gastaron más de $93.000 millones

La mayor parte corresponde a visitantes del extranjero, que gastaron unos USD 322 millones, según estimó CAME. Hubo altos porcentajes de ocupación hotelera en las provincias sede de la competencia

El impacto económico de la celebración del Mundial de Fútbol Sub 20 en la Argentina habría ascendido a más de 93.000 millones de pesos consumidos y de un movimiento de turistas que superó a las 415 mil personas en todo el país, de acuerdo a una estimación privada.

La Confederación de la Mediana Empresa Argentina (CAME) estimó que el durante los 23 días que duró el certamen viajaron, sólo por el torneo, 414 mil visitantes entre nacionales y extranjeros, y que tuvieron gastos por $93.713 millones en alojamiento, comida, transportes internos, compras y recreación.

“Si bien las ciudades más beneficiadas fueron La Plata, Mendoza, San Juan y Santiago del Estero, sedes de la competencia, los turistas no se quedaron solo en esos lugares, sino que recorrieron desde allí ciudades vecinas, y también más alejadas en el caso de los viajeros internacionales”, mencionó un informe de esa entidad pyme publicado este domingo, el día en que finaliza el torneo.

Del total registrado por el sondeo de CAME, el análisis en detalle arroja como conclusión que hubo un ingreso de 230 mil turistas extranjeros con una estadía media de 7 días y un gasto diario de USD 200 cada uno, para lo que citó estimaciones del Gobierno nacional.

“Los visitantes foráneos inyectaron USD 322 millones, que equivalen a $81.949 millones. A esto, se agrega los aportes que realizó la FIFA en gastos de organización, que fueron otros USD 40 millones. Los extranjeros hicieron fuertes desembolsos en indumentaria, calzado, marroquinería, joyerías, aprovechando la diferencia cambiaria”, estimó CAME.

A los turistas del exterior se sumaron 184 mil locales, de acuerdo al informe. En este caso, tuvieron un gasto promedio diario de $16 mil, con una permanencia promedio de 4 días y dejaron así un impacto económico directo de $11.764 millones. Los turistas nacionales se hicieron notar principalmente en los cuatro partidos de la Selección Argentina, indicó la Confederación.

La Plata fue una de las ciudades más favorecidas por el torneo ecuménico, porque albergó semifinales y final. Tuvo así presencia de turistas mundialistas durante toda la competencia. Se pudieron ver familias incluso de nacionalidades que no participaron del certamen, como Chile y España, y los paseos turísticos muy demandados”, indicó CAME.

“En Mendoza, donde el último partido se jugó el 30 de mayo, se estimó que, sólo entre las delegaciones que se alojaron allí, hubo un desembolso de más de 2 millones de dólares. Según el Ente Mendoza Turismo (Emetur), cada integrante de los combinados, alojados en hoteles 4 y 5 estrellas, tuvo un gasto promedio de 450 dólares diarios, contemplando hospedaje, gastronomía y traslados. Fueron 5.000 noches de alojamiento contratadas por la FIFA, con la prestación de todos los servicios de alimentación (desayuno, almuerzo, merienda y cena) y transporte”, recopiló la entidad pyme.

“A eso hay que agregar otras erogaciones, especialmente luego de que cada selección finalizó su participación; y los generados por los turistas nacionales y extranjeros que llegaron a esa sede para la ocasión. Según los resultados finales, lo más importante en la provincia fue el visitante foráneo, ya que el nacional no se vio tan movilizado, básicamente porque Argentina no jugó allí”, indicaron, respecto a Mendoza.

Para el caso de Santiago del Estero, otras de las sedes, el Mundial Sub 20 tuvo lugar hasta el 3 de junio, cuando finalizaron los cuartos de final de la competencia. En esa provincia se disputaron 10 partidos y se alojaron 11 delegaciones. Hubo incluso partidos de la Selección Argentina, a estadio lleno y casi 30 mil butacas ocupadas. “Los turistas internacionales tuvieron una permanencia de una semana y salieron a recorrer la provincia y también algunos distritos vecinos. Los alojamientos de 4 y 5 estrellas quedaron ocupados al 100% durante toda la competencia”, aseguró CAME.

Por su parte, San Juan también tuvo 10 partidos hasta los cuartos de final del 3 de junio, y alojó 11 delegaciones. Argentina jugó en San Juan dos partidos. La ocupación hotelera en la ciudad promedió el 67% durante el torneo y fue plena el 26 de mayo, cuando Argentina cerró su grupo. De todas formas, “el pico de turistas se recibió el fin de semana extralargo, cuando los visitantes se derramaron por toda la provincia, mezclándose con quienes llegaron a otras citas o solo de paseo”, concluyó CAME.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *