Locales

Consumos problemáticos: el 0800 de la provincia recibe 420 llamados por mes y piden la emergencia

Hay, además, alrededor de 10.000 personas vinculadas a dispositivos de asistencia y prevención en Santa Fe. Ante esto, piden que se declare la Emergencia en Consumos Problemáticos y Adicciones

La línea gratuita para atender consultas relacionadas con consumos problemáticos de sustancias (0800-345-5640) atiende aproximadamente 420 llamadas por mes en la provincia de Santa Fe. Este duro dato se suma a las alrededor de 10.000 personas que actualmente están vinculadas con dispositivos de asistencia y de prevención. Además, mensualmente se realizan unos 300 abordajes específicos de 24 horas.

Es por esto que desde la Agencia de Prevención del Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones (Aprecod), la cual funciona bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social, presentaron en la Legislatura provincial un proyecto de ley para declarar la Emergencia en Consumos Problemáticos y Adicciones hasta el 31 de diciembre del 2024.

«No es una emergencia ‘tradicional’, es una emergencia ‘silenciosa’ y quienes la sufren directamente y sus familias necesitan saber que hay herramientas y que estamos para acompañarlos», dijo la presidenta de la Agencia, Camila Bettanin.

Según la Ley Nacional N° 26.934 se entiende por consumos problemáticos «aquellos consumos que, mediando o sin mediar sustancia alguna, afectan negativamente, en forma crónica, la salud física o psíquica del sujeto, y/o las relaciones sociales». La aclaración con respecto a la sustancia hace referencia a que las problemáticas de consumo no están necesariamente ligadas a psicotrópicos, sino también a acciones compulsivas vinculadas al juego, las nuevas tecnologías o compras.

La presidenta de la Agencia recalcó en diálogo con UNO Santa Fe la importancia es «reconocer que tenemos un problema en esta temática, y que para abordarlo en todas sus dimensiones necesitamos un involucramiento de todos los poderes del estado y de la sociedad en su conjunto».

Bettanin señaló la existencia de «un crecimiento en el consumo a nivel mundial donde la provincia de Santa Fe no está exenta», y que «en términos históricos se tienen deudas en cuanto a la política pública, y el desarrollo de infraestructura para su atención».

Qué propone la ley

El documento ingresó el mes pasado a la Legislatura santafesina, actualmente se trabaja en las comisiones de Promoción Comunitaria; Presupuesto y Hacienda; y Asuntos Constitucionales.

El proyecto busca «profundizar políticas públicas para la problemática del consumo y las adicciones con acciones de prevención integral y territorial, promoción de la salud comunitaria, asistenciales, terapéuticas, de investigación y formación en recursos humanos especializados».

Su aprobación contempla la creación del programa «Santa Fe + Cuidada», así como acciones puntuales, entre las que se destacan la creación de un sistema de viviendas asistidas, con el fin de generar soluciones habitacionales y acompañamientos de personas que finalizan un proceso de tratamiento intensivo y carezcan de un lugar donde vivir. También se prevé el fortalecimiento de los clubes, mediante asistencia técnica y financiera, para el desarrollo de acciones preventivas comunitarias y detección temprana. «Como todo programa de emergencia supone un mayor presupuesto, mayor poder de celeridad», apuntó Bettanin.

Prevención

Desde la Agencia se trabaja tanto con las personas que se encuentran en situación de consumo problemático, como para prevenirla. Aprecod participa en los operativos multiagenciales que se realizan en diversos barrios de la Provincia, donde entidades estatales se acercan a zonas postergadas.

«El año pasado formamos docentes para replicar al interior de las escuelas, y este año lo hacemos charlando con los jóvenes y escuchándolos», detalló Bettanin a UNO Santa Fe al mismo tiempo que consideró que «hay que hablar del tema y visibilizarlo, ya que, a nivel internacional ha ido cambiando la forma de hacer prevención»

«Antes el mensaje se centraba ante la negativa: ‘no hagas esto’. Estudios demostraron que no generaba los efectos buscados, así que hoy trabajamos en transmitir un mensaje de cuidado y evitar generar ideas e identificaciones», explicó.

Bettanin indicó que «hay una dimensión cultural muy importante y que el consumo problemático pasa a ser una centralidad en la persona que lo vive, al complicarse otro ámbito de su vida es lo único que le queda. Por eso uno ve la necesidad de fomentar proyectos de vida, eso que le gusta hacer, eso por lo que se va a levantar cada día y la va a pelear».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *