En los últimos días los vecinos se vieron sorprendidos por la presencia de una ñacaniná de gran tamaño en el barrio El Pozo y un yacaré en Arroyo Leyes. Frente al temor que pueden generar estos animales, Vanesa Arzamendia, integrante del Laboratorio de Herpetología del Instituto Nacional de Limnología (Inali) explicó que por la creciente del río Paraná aumentará la presencia de la fauna semiacuática, como las serpientes.