Economia

Cómo funciona la dolarización sin dólares que impulsa Milei

La iniciativa se inspiró en una compleja propuesta del economista Emilio Ocampo. Cómo funciona el «trust» de la deuda del Tesoro con el Banco Central

La dolarización que propone Javier Milei es probablemente el modelo económico más nítido entre los que se plebiscitan dentro de la oferta electoral.

Uno de los economistas más consultados por Milei es Emilio Ocampo, autor junto a Nicolas Cachanosky de «Dolarización, una solución para la Argentina». Este especialista egresado de la UBA y profesor universitario con trayectoria en grandes bancos de inversión como Citibank y Morgan Stanley, fue quien desarrolló una propuesta de dolarización sin dólares que terminó adoptando el candidato de La Libertad Avanza, como reveló Ramiro Marra en el programa Intratables de este domingo.

«Nosotros tenemos un plan técnico de dolarización que es de Emilio Ocampo, que nosotros dijimos: es mejor que el nuestro. Ocampo no es de nuestro espacio político y desarrollo un modelo que es mejor que el nuestro», reveló el candidato a jefe de Gobierno de Milei.

«Planteamos hacer un trust en Estados Unidos donde mandamos toda la deuda del Tesoro con el Banco Central», agregó Marra.

En efecto, la particularidad de la dolarización que propone Ocampo es que no requiere acudir a una fuente de financiamiento externo.

«El estado está en condiciones de devolver 10.000 millones de dólares al sistema financiero privado para que puedan sostener el paulatino reemplazo de la moneda», afirmó el propio Emilio Ocampo a LPO.

Nosotros tenemos un plan técnico de dolarización que es de Emilio Ocampo, que nosotros dijimos: es mejor que el nuestro. El plan plantea hacer un trust en Estados Unidos donde mandamos toda la deuda del Banco Central.

«Con ese respaldo de solvencia, van a ingresar los dólares que hoy están por fuera del sistema financiero local que superan los 300.000 millones, para generar el circuito virtuoso de liquidez, canalizando ahorro hacia la inversión en dólares a través de los bancos comerciales», agregó. Es un dato oficial que en efecto hay casi un PBI entero en dólares fuera del sistema bancario argentino.

«Si vamos o no a dolarizar ya es una discusión irrelevante porque ya se dolarizó y el tema es reconocer una realidad que existe. Lo que pasó en Argentina es que se dolarizó cada vez más en los últimos dos años», agregó el economista.

Asimismo para Ocampo «lo primero que hay que hacer» y «lo mas urgente es levantar el cepo» dijo y agregó que «Hay que hacerlo desde el minuto uno, para que el mercado fije el precio del dólar» y agregó que esto es «condición necesaria» para avanzar con la dolarización «El precio que fije el mercado es el que va a establecer la paridad con el peso».

De todas maneras Ocampo precisó que la circulación del dólar como moneda de curso legal será paulatina. «Puede demorar incluso dos años. Durante ese lapso la elección sobre la nominalidad del billete, en pesos o dólares, será optativa» y remarcó que «lo importante es que en todos los casos un peso equivale a un dólar».

Si queremos una economía que crezca, debemos tener una moneda estable. Y mientras el sistema político sea incapaz de vivir y operar bajo una restricción presupuestaria no vamos a tener moneda.

«Si queremos una economía que crezca, debemos tener una moneda estable. Y mientras el sistema político sea incapaz de vivir y operar bajo una restricción presupuestaria no vamos a tener moneda», agregó Ocampo.

Desde Libertad Avanza entienden que entre las posibilidades que se barajan para estabilizar la moneda, la dolarización es la que tiene más chances de éxito. Aunque reconocen un fuerte impacto negativo en la primera etapa de su implementación «puede disparar la inflación a dos dígitos mensuales» advirtió Ocampo que minimizó «es un fogoneo inicial que después se acomoda».

Marra en diálogo con LPO reforzó las ideas de Ocampo. «Yo me dolarizo cada vez que puedo. Creo que es de persona inteligente en la Argentina dolarizarse. Hay una frase que dice el peso siempre baja, el dolar siempre sube, entonces, sería de tonto no dolarizarse. A partir de ahí, lo que tenemos que hacer es formalizar esa dolarización para reactivar la economía».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *